Programa nacional de uso racional y eficiente de la energía.

El presente Decreto declara de interés y prioridad nacional el Uso Racional y Eficiente de la Energía, estableciendo a la Eficiencia Energética (EE) como una actividad de carácter permanente de mediano a largo plazo. Asimismo, define a la EE como un componente imprescindible de la política energética y de la preservación del medio ambiente.